¿Pertenencia o Incoherencia?

Hace un par de semanas leí una historia que me encontré impactante y lamentable a la vez, hablaba de dos mujeres conversando, cuando una le dice a la otra “Que bonita bolsa traes, lastima que no se ve la marca” cuando leí esto me quede sin palabras y me puse a pensar en cual será la idea de esa mujer al comprar ropa o elegir lo que se va a poner, para esa persona es mas importante que todo sea de “marca” al momento de elegir en lugar del diseño, colores, tejidos, como le queda, etc.

¿Qué es mas importante: el diseño o la marca?

Actualmente parece mas relevante traer ropa cara y con estampados propios de la marca, que seguir tu propia moda o seguir una tendencia por tener presente las cosas que la gente podría pensar y que a la vez todos estas prendas pueden mandar mensajes que no son correctos.

La deseada vida del Jetset

La cuestión es que son tantas las ganas de una persona por querer pertenecer a cierto grupo o sector social, que solo vive para gastar mucho dinero en ropa, accesorios, e incluso en lugares de moda, para que todos le digan lo bien que se le ve una prenda  solo por las marcas que lleva puestas, en lugar del estilo de ropa o para que pueda entablar conversaciones sobre los lugares que ha visitado, pero ¿Que es lo que lleva a una persona a gastar miles de pesos con tal de pertenecer a un grupo social?

Si retrocedemos en la historia nos toparemos con la marcada división de las clases sociales. Desde el portar una prenda de cierto color o un vestido con varios metros de tela, era indicador de cuan pobre o rico eras. Nunca he sido partidario de la división de clases sociales (no creo que una persona en la actualidad tolere la discriminación a una persona por el hecho de no estar en la misma situación económica que otras) pero a la vez, si nadie la tolera ¿Por qué fomentarla? Todos sin querer lo hemos hecho cuando hablamos de los zapatos nuevos que compramos de la marca tal, o del vestido hermoso que adquirimos en la nueva tienda que acaba de abrir, también de todas las cosas que pedimos “on-line” de alguna marca exclusiva, o tal vez cuando comenzamos a platicar sobre nuestras vacaciones en aquella isla paradisíaca. Sea de la manera que sea, en menor o en mayor grado, todos hemos sido victimas del síndrome de “Pertenencia“.

No tienes porque vestirte así, especialmente si no puedes costearlo.

Una persona normal al escuchar pláticas de este tipo, o pasar tiempo con personas que gustan de la moda, puede sentirse seducida por este estilo de vida y al querer pertenecer es cuando empiezan los problemas ¿Por qué una playera cuesta casi 500 pesos? o ¿Por qué voy a pagar por una bolsa más de mil pesos? Especialmente cuando no va a tener la marca a la vista uno se siente robado. El hecho de cuestionarte si vale la pena comprar uno de estos accesorios es lo que hace la diferencia, porque aún existe cordura en tu ser. Cuando una persona esta dispuesta a vender absolutamente su alma (o la de toda su familia) con tal de comprarse una pluma de swarovski o una maleta Louis Vuitton sin siquiera preguntarse ¿Lo necesito? es cuando se esta pasando de ser un comprador responsable a un zombi de las marcas.

Pareciera que hemos caído en una especie de trance que nos hace querer mas y mejor sin importar el precio, monetario y personal ¿Pero es eso lo que en realidad queremos? ¿Una prenda y una platica de lugares costosos y como nos hicimos de ellos? Eso no nos hace mejores personas y en un afán de querer ser visto por los demás como alguien de “valor” perdemos nuestra propia esencia y el aquí y el ahora. No creo que alguien quiera perder de esa manera la cabeza, y no es que culpe a las marcas y a las personas atrás de ellas o a nosotros mismos, ese no es el punto, el punto es que despertemos y veamos la cosas como son, la ropa y los lugares no hacen la diferencia, es nuestra propia esencia la que hará que impactemos a las otras personas.

Siempre es mucho mejor ser uno mismo.

No necesitas un auto lujoso, maletas, bolsas, vestidos, zapatos, accesorios, maquillaje, incluso no necesitas un perro o gato de raza pura para demostrarle algo a la gente, cuando uno acepta lo que es y lo que tiene es cuando puede probarle al mundo que lo único que se necesita para ser feliz no lo compra el dinero.

Hay que decir adiós a esa mentalidad de que en función de lo que gastas es como seras apreciado, todos queremos estar a la moda y seguir tendencias, pero no ir en contra de nosotros mismos para lograrlo, de ti depende tomar esa decisión y que no te importe cuanto gastas ¡Aquí lo importante eres tú!

Anuncios

Un pensamiento en “¿Pertenencia o Incoherencia?

  1. Excelente articulo, concuerdo en que somos nosotros quienes hacemos bonitas o prestigiosas a las cosas y no al reves. Ninguna marca podra determinar tu forma de ser o tu pesonalidad !!! Aveces estamos tan inmersos en la cotideanidad de la vida misma que perdemos de vista lo que realmente es importante 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s