Uggs

Primero que nada hay que empezar con un poco de historia. Las Uggs son originarias de Australia y Nueva Zelanda, ambos son países fríos, por lo que era importante un calzado que fuera cómodo y cálido a la vez para que las personas pudiesen realizar sus actividades diarias (principalmente de pastoreo) Posteriormente los surfistas adoptaron este calzado y finalmente en la década de los 90’s estas botas alcanzaron su auge en el norte de América.

Variedad de Uggs en el mercado actual

Actualmente estas botas han cambiado su forma y su textura y se pueden combinar de distintas maneras  pero a pesar de ser más combinables con el modo de vida actual, no se debe abusar de su uso, ya que a no ser que vivas en una zona fría, puedes verte fuera de lugar o pobremente arreglada.

La forma más sencilla para usar correctamente tu par de Uggs es teniendo en cuenta 3 puntos básicos:

  • Clima.
  • Actividad del día.
  • Transporte.

¿Por qué esos 3 puntos? Bien, el Clima es básico porque nadie quiere salir de casa vestido para  un día lluvioso y tener todo el día el sol en la cabeza, además de que las Uggs son un calzado cálido, si las usas en un día muy caluroso, tus pies estarán incómodos y por ende tú también. La Actividad que realices en el día también te dirá si debes o no usar tus Uggs, si estarás todo el día caminando o sentado en tu oficina, escuela o en casa de algún amigo, pero también tu actividad diaria determina el siguiente punto, el Transporte. El medio por el cual te trasportes para hacer lo que vayas a hacer durante el día es clave, ya que si vas en automóvil propio es mucho más fácil usar tus botas, pero si debes moverte por el transporte público o a pie puede resultar incómodo e incluso arruinar tu look por completo, ya que a veces los terrenos que se pisan no juegan a tu favor, más si ha llovido demasiado, o hay mucho polvo, lo que menos quieres es un par de botas mojadas o sucias.

Un outfit para un día de trabajo.

Si puedes pega un papelito en tu espejo con esos 3 puntos para que los tomes en cuenta al armar tu look diario.

Por último, el hecho de que haya diferentes modelos de Uggs no quiere decir que debas comprarlos todos y así combinarlos con todo tu guardarropa, al contrario, el consejo más sabio es: Si quieres un par de Uggs, analiza bien que tipo de modelo es al que le sacaras más partido. ¿Para que comprar mil pares de botas Uggs cuando terminarás usando sólo uno? 

Un estilo nocturno para tus uggs favoritas.

Una forma muy casual de usar tus uggs

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s